Buscar este blog

martes, 5 de diciembre de 2017

Reseña de Hey Arnold! The Jungle Movie

Recientemente me vi la película de Hey Arnold! The Jungle Movie. Hay tres cosas que debo aclarar desde el principio.



Arnold Helga Gerald Phoebe
De derecha a izquierda: Arnold, Helga, Gerald y Phoebe

Primero. Por supuesto que la vi legalmente. Jamás me vería ilegalmente una película que significa tanto para mí. Y no me vengan con cuestionamientos “lógicos” de que es imposible verla legalmente sin salir de Colombia. Cuando eres un fan serio puedes encontrar mil formas de cruzar la frontera sin que el pato Donald se de cuenta. Eso de verlo ilegalmente por internet es para las niñitas lloronas. Y me refiero literalmente a niñas lloronas, sus padres no deberían permitir que realicen el sueño Americano hasta que puedan correr por lo menos a 10 kilómetros por hora.


pato donald trump
El Pato Donald Trump

Segundo. Espero que cuando la traduzcan al español, y más vale que lo hagan pronto o voy a “asesinar” a alguien,  simplemente la traduzcan como ¡Oye Arnold! La película de la Jungla. No quiero nada de selvas, bosques o pantanos. Y sobretodo, nada de Arnoldo, a menos que salga de la boca de Helga en forma despectiva. Porque sólo para eso sirve el español, para burlarse despectivamente de los nombres ingleses. ¿No es así, pato Donaldo? ¡Choca esos cinco!


pato donald vuelta
¿Quién sabía que si le das la vuelta al Pato Donald se convierte en el otro Donald?

Tercero. Hey Arnold! fue una de las series que marcó la infancia de mi pareja, alias Melathana, y la mía propia. En mi caso es literal, ¡miren mi tatuaje! Y a diferencia de los pequeños ponies que han podrido el cerebro de la generación actual, Hey Arnold! nos enseñó a ser más tolerantes, a no juzgar a los demás por su rara apariencia, a no dejarnos guiar solamente por la opinión ajena y que sólo porque la mayoría haga algo malo eso no lo hace correcto. Por lo que tras verla lo primero que quise hacer fue compartir esa maravillosa experiencia con mi novia…


el hermano gemelo del pato donald
El hermano gemelo del Pato Donald

¡Y ella me troleó! Melathana atacó todos mis puntos débiles: la explotación de la nostalgia para vendernos algo del pasado. Las dificultades que iban a afrontar los padres de Arnold para demostrar que estaban vivos ante la ley. Que la serie claramente transcurría en los noventa mientras que en la película hay WiFi y Smartphones aunque los personajes sólo son un par de años mayores. Bueno, esa última crítica es mía. ¡Decídete Arnold! ¿Eres milenial o no? Pero si fue mi novia quien dijo que los creadores de Hey Arnold! originalmente habían planeado que Helga y Arnold se volvieran pareja pero que luego tomaran caminos separados sólo para darle su propia serie a Helga, y que sólo porque la serie de Helga no se hizo eso no impedía que Helga y Arnold se separaran eventualmente…

donald trump como el pato donald
Donald Trump como el Pato Donald

¿No tienes corazón, mi amor? ¿Cómo pudiste lastimarme así? La película cumplió todas mis expectativas, ¡y hasta más! Finalmente Helga y Arnold quedaron juntos, al igual que nuestra pareja beta interracial favorita; Arnold recuperó a sus padres, y descubrimos que su apellido era hombre pequeño, que los padres de Helga jamás la querrán, que el Hombre Paloma no se suicidó, y lo más importante, ¡que Eugene es alérgico a la pitaya! ¡Yo sólo quería disfrutar de Hey Arnold! una última vez! Y si alguno de ustedes hijos de la gran pitaya convierten esa última frase en un chiste pervertido, debo decirles que me enferman.


En caso de que no se hayan dado cuenta. este artículo ha sido una parodia.



Si quieres apoyarme da 5 estrellas a mi app El Cazador y un comentario positivo y tú puedes ganar una clave de acceso completo.

Para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.livingabook.thehunter
Para Apple: https://itunes.apple.com/us/app/the-hunter-pathbook-36-endings/id1297809283?ls=1&mt=8
Publicar un comentario